Unidad de Córnea y Superficie Ocular

cornea

¿Qué es la córnea?

La córnea es una estructura del ojo que permite el paso de la luz desde el exterior al interior de este, protegiendo el iris y el cristalino. Posee propiedades ópticas de refracción y, para que realice bien su función, es necesario que sea transparente y mantenga una curvatura adecuada.

Patologías

Las patologías asociadas a la córnea y superficie ocular son muy variadas: desde alteraciones de estructura corneal (queratocono), problemas en la superficie corneal (alergias, úlceras, queratitis…), patologías infecciosas u opacidad corneal…

Otro tipo de patologías que también pueden afectar a la conjuntiva del ojo (que es la membrana mucosa que recubre el interior de los párpados y se extiende a la parte anterior del globo ocular) son:

  • Tumores conjuntivales: aparecen en la conjuntiva, pudiendo llegar a la córnea.  La cirugía está indicada en los casos sugestivos de malignidad, o benignos que afecten a la visión. 
  • Pterigium corneal: es una degeneración de la conjuntiva que invade la córnea. Puede producir enrojecimiento del ojo, astigmatismo o invadir el eje visual. La cirugía consiste en la resección y, dado el riesgo de recidiva, se realiza un injerto de la propia conjuntiva del paciente para cubrir la zona conjuntival del pterigium, que se fija con puntos o con pegamento biológico.

Tratamientos

Hay otro tipo de patologías que también pueden afectar a la córnea, pero sin embargo han de ser tratadas mediante intervenciones quirúrgicas. Algunas de esas técnicas son:

Consiste en la aplicación sobre la córnea de luz ultravioleta y de una sustancia llamada riboflavina, con la finalidad de detener la progresión de las deformidades corneales que se dan en el queratocono u otros tipos de ectasias corneales.

Se utilizan en casos de deformidades corneales como queratocono o ectasia postlasik, para corregir el astigmatismo que presentan estos pacientes. La cirugía consiste en el tallado de un túnel en el espesor corneal y a continuación se introducen unos segmentos en el grosor de la córnea para corregir la deformidad que presentan estos pacientes.

Consiste en la sustitución de un cornea dañada por una cornea donante sana que procede de un banco de tejidos, que previamente ha pasado todos los controles de calidad necesarios. Sus indicaciones son todas las enfermedades que conlleven la pérdida de transparencia o regularidad corneal que dificultan la visión y no puedan ser tratadas con otros procedimientos. En algunos casos la finalidad del trasplante es tectónica, para tratar una perforación corneal o en caso de infecciones corneales de mala evolución, para eliminarla.

Existen distintas modalidades de trasplantes de córnea: 

  • Trasplante penetrante: indicado cuando todas las capas de la córnea están afectadas. Suele darse en córneas patológicas más evolucionadas. El riesgo de rechazo es mayor en estos pacientes. 
  • Trasplante lamelar o parcial: se realiza en caso de que se afecten capas selectivas de la córnea, con recambio exclusivamente de la parte afectada. Este tipo de trasplante puede ser anterior (indicado en cicatrices corneales de causa herpética y otras etiologías como queratocono o distrofias estromales) o posterior (generalmente indicada en distrofias corneales posteriores, siendo la más frecuente la distrofia de Fuchs). Existen dos modalidades: DMEK y DSAEK.

Consiste en la aplicación de un fragmento de membrana amniótica sobre la superficie ocular. Puede aplicarse como injerto, con la finalidad de cerrar defectos corneales o como parche, en general, para reducir la inflamación. Se fija a la superficie corneal con puntos o con pegamento biológico.

Crosslinking corneal

Consiste en la aplicación sobre la córnea de luz ultravioleta y de una sustancia llamada riboflavina, con la finalidad de detener la progresión de las deformidades corneales que se dan en el queratocono u otros tipos de ectasias corneales.

Anillos intraestromales

Se utilizan en casos de deformidades corneales como queratocono o ectasia postlasik, para corregir el astigmatismo que presentan estos pacientes. La cirugía consiste en el tallado de un túnel en el espesor corneal y a continuación se introducen unos segmentos en el grosor de la córnea para corregir la deformidad que presentan estos pacientes.

Trasplante de córnea (Queratoplastia)

Consiste en la sustitución de un cornea dañada por una cornea donante sana que procede de un banco de tejidos, que previamente ha pasado todos los controles de calidad necesarios. Sus indicaciones son todas las enfermedades que conlleven la pérdida de transparencia o regularidad corneal que dificultan la visión y no puedan ser tratadas con otros procedimientos. En algunos casos la finalidad del trasplante es tectónica, para tratar una perforación corneal o en caso de infecciones corneales de mala evolución, para eliminarla.

Existen distintas modalidades de trasplantes de córnea: 

  • Trasplante penetrante: indicado cuando todas las capas de la córnea están afectadas. Suele darse en córneas patológicas más evolucionadas. El riesgo de rechazo es mayor en estos pacientes. 
  • Trasplante lamelar o parcial: se realiza en caso de que se afecten capas selectivas de la córnea, con recambio exclusivamente de la parte afectada. Este tipo de trasplante puede ser anterior (indicado en cicatrices corneales de causa herpética y otras etiologías como queratocono o distrofias estromales) o posterior (generalmente indicada en distrofias corneales posteriores, siendo la más frecuente la distrofia de Fuchs). Existen dos modalidades: DMEK y DSAEK.
Trasplante de Membrana Amniótica

Consiste en la aplicación de un fragmento de membrana amniótica sobre la superficie ocular. Puede aplicarse como injerto, con la finalidad de cerrar defectos corneales o como parche, en general, para reducir la inflamación. Se fija a la superficie corneal con puntos o con pegamento biológico.

Nuestros Especialistas

Elisa de Nova

Dra. Elisa de Nova

Menú